Visitantes acuden en masa a sitios turísticos chinos a medida que el país sale del confinamiento, pero los expertos dicen que el riesgo sigue siendo alto

04/06/2020 - 12:00
CNN

Hong Kong (CNN) — Un gran número de personas acudieron en masa a sitios de turistas populares y a las principales ciudades de China durante el fin de semana festivo del país, a pesar de las advertencias de las autoridades sanitarias de que el riesgo que representa la pandemia de coronavirus sigue lejos de haber terminado.

Las imágenes del parque de montaña Huangshan en la provincia de Anhui el sábado 4 de abril mostraron a miles de personas abarrotadas, muchas con máscaras faciales, ansiosas por experimentar el aire libre después de meses de restricciones de viaje y estrictas medidas de confinamiento.

Tal fue la prisa por ingresar al popular lugar turístico, que a las 7:48 de la mañana, las autoridades dieron el paso inusual de emitir un aviso declarando que el parque había alcanzado su capacidad diaria de 20.000 personas, y que no aceptaría más visitantes, según el medio estatal Global Times.

Mientras tanto, en Shanghái, el famoso paseo marítimo del Bund volvió a estar lleno de compradores y turistas, después de semanas de estar casi desierto. Muchos de los restaurantes de la ciudad que cerraron hace solo unos días también parecían estar teniendo un buen día, y varios requieren reservaciones para ingresar.

Una historia similar se desarrolló en la capital, Beijing, con los lugareños acudiendo en masa a los parques y espacios abiertos de la ciudad.

El abrupto retorno a la normalidad aparente se produce más de tres meses después de que el virus se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan. El brote, que desde entonces se ha extendido por todo el mundo infectando a más de un millón de personas, hizo que gran parte de China se detuviera en un esfuerzo por contener las transmisiones.

En su apogeo, miles de casos nuevos se registraron en China todos los días. Sin embargo, en las últimas semanas, la tasa de infección se ha reducido significativamente. El lunes, China reportó solo 39 casos nuevos, todos menos uno importado. Hasta la fecha, China ha registrado 82.641 casos y 3.335 muertes.

Pero mientras el gobierno está relajando lentamente las restricciones, los expertos en salud chinos han instado al público a que continúe practicando la precaución.

Zeng Guang, epidemiólogo jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo el jueves al Health Times que China no había visto el final de la epidemia.

“China no está cerca del final, pero ha entrado en una nueva etapa. Con la epidemia mundial, China no ha llegado al final”, dijo.

Escuche en vivo