Medicina natural

Eucalipto, la planta buscada para combatir los síntomas del COVID-19

05/11/2020 - 18:45
LA RAZÓN

La venta de hojas de eucalipto se ha intensificado en estos días de coronavirus. Así sucede en puertas del mercado Miraflores de la ciudad de La Paz, por ejemplo. “Si se pone una hoja lavada de eucalipto dentro del barbijo podrá respirar mejor y además se desintoxica el cuerpo”, asegura una de las caseras.

El alcalde del municipio de Quime lideró este lunes la entrega gratuita de ramas de eucalipto a ciudadanos de la zona Garita de Lima de La Paz y en El Alto, en coordinación con el gobernador de La Paz y una diputada. “Hemos visto que se está vendiendo muy caro el eucalipto y Quime se caracteriza por tener bastantes árboles de eucalipto y hemos querido solidarizarnos para distribuir de forma gratuita”, dijo a Radio Líder 97.

El eucalipto, aseguró la autoridad, “es un antiséptico que sirve para desinfectar y también se puede hacer vaporizaciones. También en Quime sacamos el aceite de eucalipto. Se toman tres gotas en una taza de manzanilla o con alguna otra hierba como wira wira para prevenir el resfrío. Y en caso de cursar un cuadro de estos, se sugiere la fricción en la zona de los pulmones y los pies”.

“La hoja de eucalipto contiene sustancias químicas que podrían ayudar a controlar el azúcar en la sangre. También contiene sustancias químicas que podrían tener actividad contra bacterias y hongos. El aceite de eucalipto contiene sustancias químicas que pueden ayudar con el dolor y la inflamación. También a bloquear las sustancias químicas que producen asma”, se lee en el portal de Medlineplus.gov

“Los síntomas del coronavirus son: fiebre, tos seca y dolor de cabeza… las plantas medicinales nos pueden ayudar a combatirlo. El eucalipto se puede beber en infusión, tres veces al día, la quema de las ramas también se utiliza como sahumerio para eliminar bacterias en el ambiente”, recomienda el viceministro de Medicina Tradicional e Interculturalidad, Felipe Quilla, en la página web del Ministerio de Salud.

Sin embargo, médicos como Víctor Hugo Vargas no lo recetan a sus pacientes. “No existe ningún estudio válido sobre el eucalipto y su ayuda para combatir gripe, asma y otras enfermedades respiratorias. Por lo que científicamente tampoco se puede demostrar o afirmar que produzca algún beneficio en la prevención o el tratamiento de la infección por coronavirus. Ni en vaporizaciones, mucho menos en infusiones para beber”, afirma.

Precauciones para con los niños

“Es importante tomar las precauciones necesarias para el uso de estas plantas y darlas en menores dosis para niños”, acotó el viceministro. Por otro lado, “no se ha probado realmente que en el caso particularmente pediátrico el eucalipto pueda ser de utilidad. Al aumentar la producción y flujo de las secreciones bronquiales, esto teóricamente favorecería la expectoración. Sin embargo, los niños no expectoran (tosen), por lo menos hasta encima de los siete años. Entonces, en muchos casos puede ser contraproducente, especialmente en cuadros bronquiales. “Jamás recomiendo a mis pacientes el uso de eucalipto ni en tés ni en vaporizaciones”, afirma el neumólogo Luis Monte Rey Ayllon.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”, según AFP.

A tomar en cuenta

•  Niños. No lo uses en niños, ni en vaporizaciones, infusiones, ni aceites. Podría tener consecuencias negativas para el menor debido a sus efectos secundarios potenciales.

• Alergia. Algo negativo de usar medicina tradicional es que no existe una prueba para saber si eres o no alérgico a sus componentes.

•  Cirugía. El eucalipto afecta los niveles de azúcar en la sangre. Es difícil el control de azúcar en la sangre durante y después de una cirugía.

•  Piel. Es bueno para la piel, por lo que se lo usa en saunas porque ayuda abrir los poros y te la deja suave.

 El viceministro de Medicina Tradicional e Interculturalidad, Felipe Quilla, r

Al querer saber qué es lo que determinará la comida del futuro -a largo o cort