TURISMO EN COCHABAMBA

Templo de Melga, belleza arquitectónica del valle

06/09/2015 - 14:30
Ibeth Carvajal, Cochabamba |

Construida con piedra y mármol, el Santuario de la Virgen de los Ángeles, se encuentra en la población de Melga distante a unos 15 kilómetros del centro urbano del municipio de Sacaba. Rodeada de la vegetación del lugar, la infraestructura es más conocida como el Templo de Melga.

¿Cómo llegar?...siga la ruta de la Puriskiri.

El Santuario está ubicado en el kilómetro 30 carretera nueva Cochabamba - Santa Cruz. Pero, si no tiene un vehículo propio, puede abordar el taxi-trufi 222 de la parada a Melga, que está frente al Hospital México de Sacaba. Con tan solo 3,50 bolivianos llegará hasta el templo en menos de 20 minutos.

El Templo de Melga es considerado uno de los más majestuosos de Cochabamba por su estilo arquitectónico ecléctico. Fusiona la modernidad con los detalles clásicos de la arquitectura religiosa vanguardista, según material bibliográfico de la Alcaldía de Sacaba.

Acogida a peregrinos

“Bienvenidos a Melga” es la frase que se divisa al pie de la entrada al Santuario, inscrita en una cruz de al menos 50 metros de alto, invitando así a subir la cuesta hasta el templo. 

En el altar mayor, está la imagen de la Virgen de los Ángeles de Melga, rodeada de flores y de muchas plaquetas colocadas por los devotos en agradecimiento a algún milagro.

Con capacidad para 400 feligreses sentados, el templo acoge todos los domingos a cientos de devotos no sólo del pueblo, sino de otros lugares, que acuden a escuchar una de las dos eucaristías dominicales, según comentan los lugareños.

Sin duda, el día de la festividad de la patrona de Melga, el 17 de octubre, es el más concurrido.

Los peregrinos participan de las diferentes actividades religiosas y folklóricas, que se inician una semana antes con una Feria Agropecuaria que reúne a los agricultores de toda la zona para exponer sus productos y comida elaborada en base a ellos, en los que sobresale la papa.

Es una tradición que, esos días al culminar la misa, los devotos se trasladen a la parte posterior del Santuario para encender velas en señal de devoción a la Virgen o hacer algún pedido.

Sabías qué

En 1988, fue visitado por el papa Juan Pablo II, durante su llegada a Bolivia.

La edificación del templo fue impulsada por el sacerdote italiano Roberto Nicoli, “Berto” misionero que dedicó su vida a propagar el evangelio entre las comunidades rurales que rodean a la población de Melga.

Nicoli partió de Italia rumbo a Bolivia en 1962 para realizar obras benéficas, fue el primer misionero de Bérgamo, Italia, en llegar a Bolivia. Falleció en 2007 y sus restos de acuerdo a su voluntad, descansan en el templo de la localidad de Melga.

Ojito con esto

Vaya con ropa abrigada, porque todo el año hace frío en Melga. Como no hay restaurantes en el pueblo, recuerde llevarse algún refrigerio. 

Galería de imágenes del Santuario de Melga

Noticias breves por Urbana