Además, su elaboración fue concebida por un equipo multidisciplinario del más alto nivel con el propósito de que “la causa marítima sólo llegará a buen puerto si es asumida como una política de Estado”.

Mesa y analistas advierten que se usa el mar para alargar vida política de Evo

03/11/2018 - 07:15
Los Tiempos

Ante la intención de dividir a la población entre  el respeto y defensa del 21F o el apoyo a la demanda marítima instalada en La Haya, el vocero Carlos D. Mesa afirma que “el tema se ha convertido en una bandera  política cuyo único objetivo y cuya premisa fundamental es garantizar la perpetuación de Evo Morales en el poder”, en la columna de opinión “Mar o 21F Un falso dilema”, que se publica hoy en Los Tiempos.

Mesa recuerda que la demanda de Bolivia se presentó en 2013, hace cinco años. En un “momento en el que era prácticamente imposible adivinar el contexto sociopolítico de 2018”.

 Además, su elaboración fue concebida por un equipo multidisciplinario del más alto nivel con el propósito de que “la causa marítima sólo llegará a buen puerto si es asumida como una política de Estado”.

El apoyo a la causa marítima sólo puede estar respaldada por la “cuestión planteada en 1910 por Daniel Sánchez Bustamante cuando colocó como divisa la reivindicación nacional de un acceso soberano al mar como un imperativo para cada boliviano”.

Por eso, la causa “no puede inhibir ni inhibe nuestra clara posición de la defensa militante del respeto al resultado del 21 de febrero, que le dio un no categórico a la intención del Presidente de ser reelegido indefinidamente”.

El analista político Marcelo Silva ve con optimismo la presentación de los alegatos finales en La Haya, porque los argumentos fueron elaborados por un equipo jurídico de alto nivel. Además, la mejor señal es que la Corte Internacional de Justicia se declaró competente para conocer la demanda.

Pero, advierte que hay que esperar para conocer cuáles serán las características de la sentencia que puede obligar a Chile a negociar con Bolivia una salida al mar.

“La otra cuestión es la lectura política que ha construido y en la que se enmarca el MAS, que quiere mostrar con mucha vehemencia la capacidad de movilización para borrar del imaginario la derrota del 21 F”,expresó.

En opinión de la analista política Ericka Brokmann las manifestaciones y rituales como el “banderazo” no inciden en una tribunal como el de La Haya. Sin embargo, son parte de una estrategia para provocar emociones.

 

LAS FRASES

Alertan de riesgos de la manipulación

“La manipulación de la causa le quita toda legitimidad y un eventual éxito de Bolivia en la Corte Internacional de Justicia representa automáticamente un éxito político de Morales”, dice el vocero de la demanda, Carlos Mesa.

 

“La instrumentalización de los símbolos y ritos no funcionan en el un tribunal como La Haya”, expresa la analista Erika Brockmann.

Noticias breves por Urbana

El II Ampliado Nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), realizado ayer en

Las Fuerzas Armadas remitieron 25 mil invitaciones a los “mejores” estudiantes