Después de haber hablado de la necesidad de “subir el costo de la energía eléctrica”, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se retractó ayer y señaló que “nunca se pensó” en aplicar esa medida con el equipo del sector energético.

La depreciación del peso argentino a raíz de una crisis económica que vive Argentina ha provocado que varios productos de ese país ingresen a Bolivia como contrabando con un costo 60 por ciento más barato que los nacionales, indicó la  presidenta de la Cámara Departamental de Industria, Tania Claros.    

Páginas