Nacido en Ghana en 1938, Annan ha fallecido en Berna tras una breve enfermedad

Muere a los 80 años Kofi Annan, ex secretario general de la ONU y Nobel de la Paz

08/18/2018 - 07:30
El País

El ex secretario general de la ONU Kofi Annan (Kumasi, Ghana, 1938), que ocupó el cargo entre 1997 y 2006, ha muerto este sábado en Berna a los 80 años, según ha informado la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) en un tuit. "Hoy lamentamos la pérdida de un líder, un líder y un visionario: ex secretario general de la ONU. Una vida bien vivida. Una vida digna de celebrarse", ha escrito este organismo. Annan ganó el Nobel de la Paz en 2001 "por su trabajo por un mundo mejor organizado y más pacífico". En 2012 también fue galardonado con el Premio Confucio de la Paz por "su enorme contribución a la reforma y resurgimiento de las Naciones Unidas y como enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe en Siria".

La familia de Kofi Annan y su fundación también han confirmado su fallecimiento. "Murió en paz este sábado 18 de agosto tras una breve enfermedad", explican en un tuit desde la cuenta oficial de Annan, en el que adjuntan un comunicado lamentando su pérdida. El diplomático ghanés, ha confirmado la familia, enfermó cuando regresaba de Sudáfrica tras acudir a la conmemoración del aniversario del nacimiento del líder sudafricano Nelson Mandela. Annan fue hospitalizado en Ginebra y luego trasladado en avión a un centro médico de la capital, Berna, donde falleció.

 

Annan ascendió desde un humilde comienzo a la secretaría general de la ONU. Su mayor fracaso al frente de este organismo, según él mismo reconoció, fue no lograr detener la guerra en Irak, y pidió durante su rueda de prensa de despedida celebrada en la sede de la organización en Nueva York no ser únicamente juzgado por el escándalo "Petróleo por Alimentos" en este país, un fraude que implicó a al menos 2.400 empresas en el pago ilegal de comisiones y sobornos al entorno del dictador iraquí Sadam Husein mientras eludían los controles de Naciones Unidas. El programa, que comenzó en diciembre de 1996 y finalizó en 2003, nació como la más ambiciosa operación puesta en marcha en los 60 años de existencia de la ONU. El plan de ayuda contemplaba la asistencia a la población iraquí con alimentos y medicinas en los años del embargo económico contra el régimen de Sadam Husein. De esta manera, se permitió que saliera petróleo de Irak por un valor de 64.200 millones de dólares y entraran en ese país bienes por 34.500 millones de dólares. Pero el programa se convirtió en una fuente de ingresos extras para el entorno de Sadam Husein, del que se calcula que cobró 1.800 millones de dólares en sobornos y comisiones.

 Annan aseguró haber hecho todo lo posible para detener la guerra en Irak y que pese a tratarse del peor de los fallos no debe ensombrecer otros logros como los esfuerzos de la ONU en pro de los derechos humanos, la lucha contra la desigualdad, en favor del desarrollo, cuyo máximo exponente son los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El ex secretario general expresó su deseo de que su mandato fuese recordado como el de la lucha contra el desastre del tsunami en el océano Indico y el terremoto en Cachemira, entre otros.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha lamentado la muerte de Annan, del que dijo que su legado será siempre una inspiración para todos. "En estos tiempos turbulentos, Annan nunca dejó de trabajar para mantener vivos los valores de la Carta de Naciones Unidas. Su legado será siempre una inspiración para todos", ha afirmado Guterres en un comunicado. El líder portugués añadió que "fue un referente y un guía": "En muchos sentidos, él era las Naciones Unidas". También el presidente español, Pedro Sánchez, ha lamentado su pérdida en un tuit: "Hoy perdemos a un gran humanista. Nos deja Kofi Annan, ex secretario general de la #ONU y Nobel de la Paz, pero nos queda su legado para seguir trabajando a favor de la paz, la seguridad y por reforzar la defensa de los #DerechosHumanos".