INICIATIVAS COMUNITARIAS Y PEQUEÑAS EMPRESAS DESARROLLAN PROCESOS DE CURTIDO DE CUERO DE PAICHE Y ELABORACIÓN DE EMBUTIDOS DE PACÚ, SURUBÍ Y BAGRE

Convierten cuero de pescado en billeteras y la carne en chorizos

06/30/2017 - 09:45
OPINIÓN

La Novena Rueda de Agronegocios, que se llevó a cabo ayer en el salón de eventos El Portal, destacó por sus innovaciones en el tratamiento y uso de los materiales del pescado: Billeteras, carteras y cinturones de cuero de Paiche y embutidos de pacú, surubí y bagre fueron las iniciativas más interesantes de la jornada.

El director ejecutivo de la Fundación Valles, Miguel Murillo Illanes, explicó que estas novedosas iniciativas son parte del programa Fondo de Innovación, que concede un presupuesto de ejecución a proyectos agropecuarios que no tengan precedente en el país.

“El Fondo de Innovación son recursos que, a través de un proceso concursable, financian iniciativas de innovación agroproductiva. En esta oportunidad hemos tenido varios productos innovadores. Por ejemplo, una empresa pequeña, familiar, que ha logrado curtir la piel del Paiche, con este cuero pueden hacerse carteras y maletines”, comentó Murillo.

CUERO DE PAICHE El Paiche es conocido por ser el pescado más grande en agua dulce. Este descomunal pez fue introducido al país hace más de 20 años. De inicio, se lo consideró una plaga por la cantidad de alimento que consumía, reduciendo la población de otros peces, sin embargo se llegó a controlar su avance a través del consumo de su carne.

Lincon Zapata Martinez lleva más de 20 años trabajando en temáticas del sistema hídrico nacional. Invirtió más de la mitad de ese tiempo buscando alternativas para la utilización del cuero de Paiche.

“El cuero es un producto que viene con el pescado, pero que los pescadores no lo utilizan, lo sacan y lo botan. El 16 por ciento del pescado es cuero y en Riberalta sacan más de 70.000 kilogramos (kg) de carne mensual. Entonces el 16 por ciento de esa carne es un producto que se bota, y es contaminante porque se estropea y tiene mal olor”.

Este microempresario buscó alternativas para utilizar de alguna manera un material, que antes se desechaba sin un tratamiento pertinente. Los datos que brindó apuntan a un desperdicio de 11.200 kilogramos de pescado mensualmente, hasta la creación de esta iniciativa.

EMBUTIDOS DE PESCADO Esta iniciativa destacó por su originalidad, pero también porque su ejecución beneficia a 40 familias pesqueras, de escasos recursos.

Sabaraín Suárez Méndez, presidente de la Asociación Mixta de Pescadores Agropecuarios Multiétnicos, asistió a la rueda de negocios en representación de las familias pesqueras de San Buenaventura.

“La iniciativa nació viendo que nuestro pescado lo sacábamos en bruto y al venderlo así el que ganaba era el comercializador, no el pescador”, relató.

El año 2009 tuvieron la idea de añadirle valor agregado al pescado que vendían. Este proceso inició con un proyecto de crianza de pescado amazónico, luego decidieron intentar transformar el producto a través de un proceso de ahumado.

Suárez destaca que el desarrollo de este proyecto fue llevado a cabo a través de conocimientos heredados. “A mi padre lo miraba hacer salchichas de carne de ganado y veía que después ahumaba la carne”, expresó.

Procesos de conservación caseros y años de trabajo de una comunidad de pescadores lograron la elaboración de costillas de pacú y de embutidos de pescado.

Actualmente esta comunidad está construyendo un centro de acopio, con el dinero del financiamiento del Fondo a la Innovación. Al mismo tiempo, la empresa está en proceso de obtención de su licencia de registro sanitario para responder a las de empresas interesadas en su producto.

Suárez comentó que existen empresarios y supermercados interesados en comprar y comercializar sus productos.

Desperdicio

11.200 kilogramos (kg) de Paiche se desperdiciaban, la iniciativa de curtir el cuero está rescatando este material.

El Fondo a la Innovación entra en fase de ejecución presupuestaria

 

El Fondo de Innovación es un financiamiento económico dedicado a promover e incentivar iniciativas innovadoras en el rubro agropecuario. Este proyecto es administrado por la Fundación Valles y Fundesnap.

El director ejecutivo de la Fundación Valles, Miguel Murillo Illanes, comentó que el proyecto recibió más de 100 propuestas innovadoras y aprobó 30 de ellas. Ahora están dando paso a la fase de ejecución presupuestaria, en la cual se aplicará el presupuesto necesario para cada situación.

“Ya vamos a cerrar la recepción de las propuestas para continuar con el seguimiento de los planes en ejecución. Lo que estamos mostrando ahora son ejemplos de los proyectos que ya tenemos aprobados, algunos de ellos ya están en ejecución”, explicó.

Por su parte, la coordinadora del proyecto, Imke Oetting, destacó el propósito del Fondo: “Lo que buscamos es apoyar iniciativas productivas para que puedan dar un salto cualitativo a partir de la investigación o de la idea innovadora que tienen”.

 

Noticias breves por Urbana