Con gritos de “Bolivia dijo No”, banderas con el logo de 21F y pancartas que pedían el respeto a la democracia, miles de ciudadanos apostados en dos centenares de vehículos protagonizaron ayer en la Caravana del Valle por la Democracia, que pedía el respeto a la Constitución y al referendo del 21 de febrero y que rechazó una nueva repostulación del presidente Evo Morales.

“Estoy aquí, no he huido y no les tengo miedo”, dijo Eduardo Mérida ayer al promediar las 21:00, tras arribar al aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba, en un vuelo procedente de Sucre.

En el departamento, 6.200 familias se dedican a producir alimentos saludables y sostenibles, y hay 139 productos agroecológicos diferentes. 

La jueza de Familia de Quillacollo, Olma Rojas, aceptó, en su calidad de tribunal de garantías, el amparo constitucional presentado por el alcalde suspendido, Eduardo Mérida, para ser restituido en sus funciones. 
 

Páginas