El director del establecimiento, Pablo Condori, relató que en reiteradas oportunidades encontraron vinchucas y gusanos en los salones de clases.

Padres de familia protestan en puertas de la alcaldía de Quillacollo

11/16/2017 - 08:45
Prensa Urbana

Cristina Cotari

Padres de familia de la unidad educativa Oscar Alfaro, de la comunidad de Pandoja protestaron en puertas a la Alcaldía de Quillacollo exigiendo el cambio inmediato de todo el techo de su establecimiento, graderías, muro perimetral y otras mejoras en la infraestructura, debido a que los más 600 estudiantes que pasan clases no cuentan con las condiciones de seguridad adecuadas. 

El presidente del consejo de padres de familia, Elías Choque, señaló que se movilizaron porque a pesar de que enviaron 10 notas a la Secretaria de Educación del municipio, no fueron atendidos.

Tras más de tres horas de reunión con autoridades del ejecutivo municipal y del concejo municipal, los padres de familia resolvieron levantar sus medidas de presión, previa firma de un acta de entendimiento en el que el Municipio se compromete en un plazo de 24 horas, a elaborar un proyecto para el cambio total de la cubierta del techo.

La concejala Juany Veizaga indicó que el legislativo municipal aprobará un reformulado para hacer estas mejoras, previa elaboración y justificación del proyecto. Se prevé que hasta fines de 2017 se cambie el techo y se inicie la construcción del muro perimetral, las otras mejoras se implementarán el 2018.

Tras conocer la preocupación de los padres de familia de la unidad educativa Oscar Alfaro, por la existencia de vinchucas y palomas muertas en el techo del establecimiento, Radio Urbana se trasladó hasta el lugar. Durante el recorrido  pudimos  evidenciar que efectivamente el techo de centro educativo está a punto de desplomarse debido al peso de los desechos de las palomas que convirtieron la cubierta en un nido.

El director del establecimiento, Pablo Condori, relató que en reiteradas oportunidades encontraron vinchucas y gusanos en los salones de clases, por lo que solicitó a la unidad de zoonosis la colaboración para desinfectar el techo, considerandi  que esto constituye un peligro para la salud de los estudiantes.

La portera de la unidad educativa comentó que al hacer la limpieza encontró cientos de vinchucas, alarmada pidió a las autoridades del área, someter a pruebas  médicas a su familia y  estudiantes, para verificar si son portadores  o no del mal de Chagas.

 

Noticias breves por Urbana

Publicidad

La pulseta entre los médicos y el Gobierno continúa.

La Feria Navideña de la avenida 6 de Agosto ocupa 13 cuadras.

Los niños con cáncer se enfrentan a dos problemas: la falta de medicamentos y