LA ALCALDÍA BUSCA UNA ALTERNATIVA PARA EL PAGO DE LOS ARANCELES MÉDICOS, SIN VULNERAR LA LEY DE PRESTACIONES QUE SOLO ESTABLECE LA CANCELACIÓN DE INTERNACIÓN, INSUMOS Y MEDICAMENTOS.

La operación de 150 niños se frena por falta de norma

06/30/2017 - 09:00
OPINIÓN

Acerca de dos meses del anuncio del alcalde de Cochabamba José María Leyes, de asumir la operación de 150 niños en clínicas privadas, no se ha realizado ninguna cirugía. Las atenciones están frenadas por falta de una norma que viabilice el pago de los aranceles médicos en centros privados.

El director del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel, Uriel Ferrufino, alertó en abril que más de 400 ñinos aguardaban por años por una cirugía debido a la falta de espacio en el único quirófano que tiene el pediátrico. Las operaciones eran postergadas hasta en seis oportunidades porque se presentaban casos de emergencia.

El pasado 10 de mayo, Leyes acompañado de su equipo técnico visitó a Ferrufino e informó que se asumirían los costos de las intervenciones de 150 niños menores de cinco años en centros privados, pero a la fecha no se ha concretado la alianza con ninguna clínica ni se tiene clara la figura legal para encarar el plan.

El secretario de Salud de la Alcaldía, Enrique Torrico, dijo ayer que se trabaja en la creación de un programa que contemple las cirugías en centros privados. Esta es la única alternativa posible para erogar gastos sin vulnerar la normativa.

La autoridad se refiere a la Ley de Prestaciones (475) que establece que los gobiernos municipales puedan erogar gastos para la internación, insumos y medicamentos de los niños menores de cinco años, pero no para el pago de los médicos. Aclara que no se presentan dificultades cuando se trata de las atenciones en el servicio público, porque los médicos tienen un salario establecido que viene del Ministerio de Salud.

Dijo que se tienen avances, mencionó la designación de recursos y el envío de propuestas a seis clínicas privadas donde se puedan operar a los menores. Se ha dispuesto de 1.5 millones de bolivianos para la atención de los menores de cinco años. “La atención de los pacientes no es de la noche a la mañana porque la normativa no nos permite”.

ALTERNATIVAS Otra alternativa que se estudia es realizar un convenio interinstitucional con el Colegio Médico de Cochabamba para que los especialistas operen a los menores en el Hospital Cochabamba. También se gestiona la llegada de especialistas de Estados Unidos con el mismo fin.

Torrico dijo que no se comunicarán con los padres mientras no se tenga claro el procedimiento que se realizará, pero ratificó que sí se operarán a los pacientes.

Ferrufino lamentó que la Alcaldía no haya cumplido su compromiso hasta la fecha. Sobre la atención de los demás niños de la lista en espera, señaló que hasta ayer se operaron a 110 menores. Utilizan el quirófano del maternológico Germán Urquidi y tienen el apoyo temporal de dos anestesiólogos, seis licenciadas en enfermería y cinco auxiliares en enfermería.

Para el médico, son solo medidas paliativas porque la solución estructural pasa por la construcción de un hospital pediátrico de tercer nivel.

Menores

Las alcaldías son responsables de subvencionar las atenciones de los menores de cinco años.

Apuntes

Colapso

El Hospital Manuel Ascencio Villarroel es el único centro de tercer nivel en el departamento de Cochabamba, los pacientes son referidos de las provincias y también de otros departamentos.

Las camas de internación son insuficientes, el único quirófano no da abasto a la demanda y la gente se queda sin ficha para la consulta externa.

Especialistas

A pesar de las limitaciones de infraestructura, el Manuel Ascencio Villarroel es el único pediátrico del país con 39 médicos subespecialistas. En el área clínica cuenta con neumólogos pediátricos, neurólogos infantiles, intensivistas, inmunoalergóloga, reumatólogos con experiencia en pediatría, infectólogos, oncólogos pediatras, cardiólogos, endocrinólogos, alergóloga, gastroenterólogos y nefrólogos pediatras. En la parte quirúrgica hay cirujanos pediatras, traumatólogos, ortopedistas infantiles, neurocirujanos, cirujanos plásticos, maxilofacial y especialistas en quemología.

Obra

La nueva infraestructura del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel se encuentra paralizada hace seis años debido a fallas en el diseño y en la resistencia de la estructura. La responsabilidad penal se ventila en los estrados judiciales.

El director del centro Uriel Ferrufino rechaza toda alternativa de traslado parcial a otros hospitales y demanda un edificio propio con todas las condiciones en cuanto a equipamiento y mobiliario para la atención de niños.

Noticias breves por Urbana

Publicidad

Por el viaje a Estados Unidos para la promoción de la danza del Salay, que se

El incremento en la tarifa de energía eléctrica que actualizó el precio de acu