El director general de Régimen Penitenciario, Jorge López, señaló que el hacinamiento en las cárceles del país es preocupante, la sobrepoblación carcelaria a nivel nacional es de 250 por ciento, aproximadamente.

61 cárceles tienen capacidad para 5.413 reos, pero albergan a 17.836

03/04/2018 - 07:45
Los Tiempos

Entre los estrechos pasillos de la cárcel San Sebastián —muchos se convirtieron en dormitorios— camina Fernando (nombre ficticio), uno de los delegados de este penal considerado uno de los más hacinados del país.

“Tengo sentencia de ocho años por la Ley 1008”, dice, y en septiembre recién cumple tres años de condena. Fue sentenciado en 2015, luego de ser sorprendido transportando droga.

Fernando tiene 47 años, está en la cárcel por segunda ocasión, en 1997 fue condenado a seis años y ocho meses por el mismo delito relacionado a la Ley 1008, estuvo privado de libertad en la ciudad de La Paz.

Ahora, asegura estar arrepentido por el delito cometido, manifestó que se ha reformado y que ahora sólo quiere salir para trabajar y estar con su familia. Quiere beneficiarse de la ley de indulto

El delegado de la cárcel de San Sebastián varones tiene dos hijos: un varón de seis años y una niña de nueve.

Su esposa cuida a los niños, pero cuenta que él tiene que trabajar dentro la cárcel para mantener a sus hijos. “Hay que buscarse la vida. Trabajo de carpintería, costuro pelotas, tenemos que aprender varios oficios”, dice a Los Tiempos.

Fernando cuenta que cada semana que pasa ingresan más personas y el hacinamiento es insoportable porque ya no existe espacio ni siquiera para caminar. Asegura que hicieron tres solicitudes de indulto para la población de esta cárcel sin ningún éxito.

 

Hacinamiento

El director general de Régimen Penitenciario, Jorge López, señaló que el hacinamiento en las cárceles del país es preocupante, la sobrepoblación carcelaria a nivel nacional es de 250 por ciento, aproximadamente.

De las 19 cárceles y 42 carceletas del país, sólo tres no sufren hacinamiento: los recintos de mujeres de Mocoví, en el Beni y Obrajes y Miraflores de La Paz.

La cárcel de Palmasola de Santa Cruz afronta la situación más crítica: tiene por encima de 5 mil internos, cuando su capacidad es sólo para 800 reclusos, tiene un hacinamiento de 800 por ciento.

El penal de máxima seguridad de El Abra de Cochabamba, actualmente, tiene una capacidad para 360 personas, pero existen más de 700 internos. Tiene una sobrepoblación de 110 por ciento.

Indulto

Desde 2012 hasta la fecha, 5.841 personas privadas de libertad accedieron al indulto en Bolivia. Con en el último Decreto Presidencial 3030 accedieron al perdón 520 reclusos, informó el Director General de Régimen Penitenciario.

Mediante el último decreto se beneficiaron con el indulto mujeres que tenían enfermedades; personas que cometieron delitos relacionados a la ley 1008, pero no los reincidentes; aquellos que cometieron estafas o que sus delitos tenían una sanción menor a los cinco años de prisión.

Hasta diciembre de 2017, la población penitenciaria a nivel nacional era de 17.836 privados de libertad.

López manifestó que las 19 cárceles del país son insuficientes para albergar a esta cantidad de reclusos.

Las soluciones no serán muy inmediatas. Uno de los primeros paliativos al hacinamiento en Cochabamba es la ampliación de El Abra.

110% de hacinamiento en El Abra

La sobrepoblación en las cárceles de Cochabamba es similar a la del penal de máxima seguridad.

55 niños viven con sus madres en el penal de San Sebastián Mujeres de Cochabamba, en su mayoría porque no tienen con quién dejarlos o perdieron el apoyo de sus familiares.

A nivel nacional, existen aproximadamente 500 niños que viven con sus padres en las cárceles del país, el 70 por ciento menores de seis años.

 

OPINIÓN

"En el último indulto se beneficiaron mujeres enfermas; personas con penas por narcotráfico, pero no reincidentes; quienes tenían menor a cinco años de cárcel”.

Jorge López

Director General de Régimen Penitenciario

"Seguimos viviendo hacinados desde hace varios años, hicimos tres solicitudes para beneficiarnos del indulto en la cárcel de San Sebastián varones, pero no hemos recibido ninguna respuesta de las autoridades. Pedimos ampliación”.

Fernando

Delegado interno

Cárcel San Sebastián

El alcalde de Cochabamba, José María Leyes, y una de sus hermanas, C.

Hay ausencia de líderes cochabambinos en la conducción del Estado.

El entorno más íntimo del alcalde suspendido José María Leyes, entre ellos dos