Los sonidos del quechua y el español se mezclan en la boca de los cochalas dando frases rotundas con chispa, buen humor y también tocando temas delicados y con historia.

"Bien cochabambino”, el dulce y popular lenguaje de la Llajta

09/13/2018 - 11:15
Los Tiempos

- ¿Pancito dame?

- Y, ¿cuántito vas a querer?

-Cuatrito, mamitay.

-Ya. ¿Marraquetita o tortillita?

-Dos marraquetitas y dos tortillitas.

Escenas con diálogos así son recurrentes en la Llajta, caracterizada por la dulzura de sus frases y las palabras en diminutivo. 

La breve conversación en la tienda, con la que inició este texto fue realizada en segundos por el comediante cochabambino, Guery Sandoval, quien usa mucho los diminutivos para construir sus caracterizaciones y lograr empatía con su público, además incluye vocablos quechua. "Soy bien cochala", señala contundete.

"Un mecanismo básico de la picardía boliviana, es el encuentro entre idiomas distintos, que de por sí nos hace reír, aunque algunos gringos no entiendan por qué reímos", señala el escritor Ramón Rocha Monroy en su blog El Ojo de Vidrio.

Los sonidos  del quechua y el español se mezclan en la boca de los cochalas dando frases rotundas con chispa, buen humor y también tocando temas delicados y con historia.

Se cuenta que la época de antaño, los curas pedían a las mujeres la primera noche de boda. Por lo que al primer hijo de una pareja lo llamaban: "Kuraj wawan" que en español significa "hijo de cura". Así en la actualdiad, se quedó la palabra "kuraj wawan" para nombrar al hijo mayor, cuenta el periodista Fernando Avendaño.

El despliegue más amplío de la picardía cochabambina se da en Carnaval con las coplas que invitan a festejar la fertilidad y la época de la cosecha en el valle.

Los compositores de coplas crean maravillosas frases, una de las grandes representantes es Betty Veizaga.

"Uso todo lo que está relacionado a la costumbre y tradición de Cochabamba, a los cochabambinos nos gusta la picardía y el buen humor", señala la cantante.

Frases populares

En la calle, en las plazas, en el mercado, cada día confluyen diferentes formas de comunicación y en todas están presentes expresiones características de los cochabambinos,

En los populares centro de abasto, las "cases" suelen conquistar a los compradores con los denominativos "papituy", "waway", "viditay". Que es una combinación de palabras en español con la letra "y" que en quechua es un sufijo de pertenencia, por lo que "viditay" traducido es "mi vida".

Por ejemplo, una de las frases más típicas es: "La yapita, case", cuando se quiere un aumento. 

También es muy común que los domingos se organicen "pinchangueadas" que son encuentros de fútbol entre los amigos. Cuando una persona está por patear la pelota, duda y falla se dice: "se ha iscaichado". 

No pueden faltar las onomatopeyas como palabras. Por ejemplo. Al contar que alguien se cayó, "lakaj se ha caído".

Otra escena típica es cuando uno pide direcciones: "Aquisito nomás es", "facilito de llegar es"o "allasito es", y en realidad son largas y largas cuadras hasta el destino.

A continuación, te dejamos una lista con algunas frases y palabras típicas de Llajta, que nuestros lectores compartieron: